English Version

Contenido

Ciencia y la Biblia

Creación vs. Evolución

Dardos Bíblicos

Temas Doctrinales

Temas Prácticos


Recursos

Cursos Autodidácticos


Información acerca de:

Condiciones de Uso

Contactos

Derechos de Autor

Nosotros

Política de Privacidad


Apologetics Press :: Temas Prácticos

Escenas de Sodoma en California
por Dave Miller, Ph.D.
[English]
Versión Imprimible | Enviar este artículo

Por una decisión de 4-3, la Corte Suprema de California ha decretado que las leyes estatales que limitan el matrimonio a un hombre con una mujer son inconstitucionales. En el juicio que inició en la ciudad de San Francisco (lo cual no es una sorpresa), con numerosas parejas homosexuales y lesbianas, como también varios grupos defensores de los “derechos homosexuales”, la corte concluyó que el derecho de casarse es “un derecho constitucional fundamental”, y por ende se debe extender este derecho a las parejas del mismo sexo. ¡Qué vergüenza! Este es otro ejemplo de activismo judicial indignante que legisla desde un tribunal, desafiando toda la historia legal de Norteamérica. Esta decisión de gran-alcance sin duda causará conmoción moral en la cultura norteamericana y aumentará el nivel de activismo homosexual. Este atrevimiento judicial se burla directamente del más de un millón de electores de California cuyas firmas se espera que permitan que los ciudadanos de California decidan en noviembre si deben proteger la definición bíblica del matrimonio con una enmienda constitucional.

Es algo intolerable que una corte humana socave la misma fundación de la civilización al redefinir el matrimonio que fue creado y establecido por el mismo Creador. La corte incluso admitió que por toda la historia de California, “la designación estatutaria del matrimonio como una relación entre un hombre y una mujer ha permanecido incambiable” (Corte Suprema..., 2008, p. 25). Pero, desde luego, la historia constitucional no significa nada para los jueces que han abandonado su responsabilidad constitucional para imponer sus propias agendas.

La corte tuvo el descaro de comparar la raza y el género a la “orientación sexual” (una alusión errada para los apetitos sexuales anormales—no una composición genética como en el caso de la etnia y el género):

Además, en contraste a los tiempos antiguos, nuestro estado ahora reconoce que la capacidad de una persona para establecer una relación amorosa a término largo con otra persona y la responsabilidad de cuidar y criar hijos no dependen en la orientación sexual de la persona y, más generalmente, que la orientación sexual de un individuo—como la raza o género de una persona—no constituye un fundamento legítimo para negar o retener derechos legales. Por tanto concluimos que en vista de la esencia e importancia del derecho constitucional fundamental para formar una relación familiar, se debe interpretar adecuadamente la Constitución de California para garantizar este derecho civil básico para todos los ciudadanos de California, sean homosexuales o heterosexuales, y para las parejas del mismo sexo como también para las parejas del sexo opuesto (Corte Suprema...., p. 7, énfasis añadido).

Este razonamiento ridículo lógicamente implica que es simplemente un asunto de tiempo hasta que las cortes legalicen y dignifiquen cualquier otra perversión sexual como “matrimonio”—desde la poligamia y la bisexualidad hasta la pedofilia y el bestialismo. Después de todo, teniendo en cuenta este “razonamiento” torcido, también se debería extender el “derecho de casarse” a tales personas. Si un hombre tiene el “derecho constitucional” a casarse con otro hombre, entonces un hombre tiene el mismo derecho a casarse con su perro.

En el juicio del territorio de Utah en 1885 de Murphy v. Ramsey, la Corte Suprema de los Estados Unidos reafirmó lo que Norteamérica ha creído y practicado siempre:

Ciertamente no se puede suponer que alguna legislación sea más saludable y necesaria en la fundación de una mancomunidad libre y auto-gobernante, o que sea más adecuada para figurar como una legislación de los Estados coordinados de la Unión, que la que busca establecer esa mancomunidad sobre el fundamento de la familia, el cual consiste y proviene de la unión para toda la vida de un hombre y una mujer en el estado santo del matrimonio; la fundación segura de todo lo que es estable y noble en nuestra civilización; la mejor garantía de la moralidad reverente que es la fuente de todo progreso benefactor en el mejoramiento social y político (1885, énfasis añadido).

Este pensamiento fue normal y típico en Norteamérica desde el mismo comienzo hasta la turbulenta década de 1960. Los norteamericanos sabían que la misma fundación de la civilización dependía en el hogar que Dios definió en Génesis 1 y 2. Ellos sabían que alterar esa prescripción significaría la ruina de la sociedad. Los norteamericanos deben despertar y reconocer la amenaza mortal que la anarquía sexual representa para la supervivencia de la República. “Si Jehová no edificare la casa, en vano trabajan los que la edifican” (Salmos 127:1).

REFERENCIAS

Corte Suprema de California [California State Supreme Court] (2008), Opinión No. S147999, FindLaw, [En-línea], URL: http://fl1.findlaw.com/news.findlaw.com/hdocs/docs/glrts/ inremrg51508opn.pdf.

Murphy v. Ramsey (1885), 114 U.S. 15; 5 S. Ct. 747; 29 L. Ed. 47; 1885 U.S. LEXIS 1732.



Derechos de autor © 2008 Apologetics Press, Inc. Todos los derechos están reservados.

Estamos complacidos de conceder permiso para que los artículos en la sección de "Temas Prácticos" sean reproducidos en su totalidad, siempre y cuando las siguientes estipulaciones sean observadas: (1) Apologetics Press debe ser designada como la editorial original; (2) la página Web URL específica de Apologetics Press debe ser anotada; (3) el nombre del autor debe permanecer adjunto a los materiales; (4) cualquier referencia, notas al pie de página, o notas finales que acompañan al artículo deben ser incluidas a cualquier reproducción escrita del artículo; (5) las alteraciones de cualquier clase están estrictamente prohibidas (e.g., las fotografías, tablas, gráficos, citas, etc. deben ser reproducidos exactamente como aparecen en el original); (6) la adaptación del material escrito (e.g., publicar un artículo en varias partes) está permitida, siempre y cuando lo completo del material sea hecho disponible, sin editar, en una extensión de tiempo razonable; (7) los artículos, en totalidad o en parte, no deben ser ofrecidos en venta o incluidos en artículos para venta; y (8) los artículos no deben ser reproducidos en forma electrónica para exponerlos en páginas Web (aunque los enlaces a los artículos en la página Web de Apologetics Press están permitidos).

Para catálogos, muestras, o información adicional, contacte:

Apologetics Press
230 Landmark Drive
Montgomery, Alabama 36117
U.S.A.
Phone (334) 272-8558
http://www.apologeticspress.org




Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Page Generation: 0.087 Seconds