English Version

Contenido

Ciencia y la Biblia

Creación vs. Evolución

Dardos Bíblicos

Temas Doctrinales

Temas Prácticos


Recursos

Cursos Autodidácticos

EBGlobal


Información acerca de:

Condiciones de Uso

Contactos

Derechos de Autor

Nosotros

Política de Privacidad


Apologetics Press :: Dardos Bíblicos

¿Me Está Hablando Dios?
por Kyle Butt, M.A.
[English]
Versión Imprimible | Enviar este artículo

Entre los que profesan creer que la Biblia es la Palabra de Dios, ha llegando a ser una práctica común evitar ciertos mandamientos bíblicos. Ellos lo hacen a causa de la idea que tales mandamientos fueron específicamente para las personas al tiempo de la escritura, y que no tienen aplicación más amplia para nosotros que leemos el texto en el tiempo moderno. Por ejemplo, un grupo religioso formó un comité en 1992 para investigar los pasajes bíblicos que abordan la homosexualidad. Uno de los cuatro principios por los cuales el comité pudo llegar a un consenso fue la siguiente declaración: “Las 7 referencias a la homosexualidad en la Biblia representan la cultura antigua y no la voluntad de Dios. No se las puede considerar como definitivas” (Robinson, 2005). Entonces, la idea es que Dios realmente no nos está hablando, sino que estuvo hablando solamente a “aquella” gente antigua.

Jesús abordó esta misma idea. En una ocasión memorable, los saduceos vinieron a Jesús, tentándole con preguntas en cuanto a la resurrección. En sus mentes, ellos habían creado un escenario irrefutable. Ellos preguntaron, Si una mujer tuvo siete maridos en esta vida, ¿de quién sería esposa en la resurrección? Conociendo su maldad y su ignorancia de las Escrituras, Jesús explicó que “en la resurrección ni se casarán ni se darán en casamiento” (Mateo 22:30). Luego dijo a los saduceos, “Pero respecto a la resurrección de los muertos, ¿no habéis leído lo que os fue dicho por Dios, cuando dijo: Yo soy el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob? Dios no es Dios de muertos, sino de vivos” (Mateo 22:31-32, énfasis añadido).

Note que Jesús estuvo citando a los saduceos un segmento de la Escritura que pertenece al Pentateuco (Éxodo 3:6). Se escribió el texto casi 1,500 años antes que este grupo de saduceos incluso existiera. En el texto, Dios estuvo hablando directamente a Moisés, quien tuvo una cultura muy diferente a la de los judíos del primer siglo. Sin embargo, aunque existía una brecha grande de tiempo y diferencias culturales, Jesús claramente afirmó que Dios estuvo hablando a Su audiencia del primer siglo.

Se puede aprender varias lecciones del enunciado de Jesús. Primero, debemos darnos cuenta que Dios nos habla a través de Su Palabra inspirada, así como habló a los saduceos 2,000 años atrás. Segundo, aunque es cierto que se debe analizar algunas cosas en la Escritura dentro de un marco cultural y que se debe reconocer la diferencia entre el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento, es extremadamente peligroso descartar mandamientos y principios rectores divinos a causa de la idea que no se aplican a nosotros. Aunque nuestra cultura se puede apartar grandemente de las enseñanzas bíblicas, esas enseñanzas no han cambiado y no cambiaran debido a las tendencias culturales que cambian continuamente. Independientemente de los cambios culturales, nunca será correcto descartar los mandamientos de Dios en cuanto a la homosexualidad u otros pecados a causa de la idea que esos mandamientos fueron solamente para alguien más en otro tiempo. Como el salmista escribió hace mucho acerca de Dios, “La suma de tu palabra es verdad, y eterno es todo juicio de tu justicia” (Salmos 119:160). Si quiere escuchar a Dios hoy, abra su Biblia.

REFERENCIAS

Robinson, B.A. (2005), “The United Methodist Church and Homosexuality: Conference Decisions”, [En-línea], URL: http://www.religioustolerance.org/hom_umc6.htm.



Derechos de autor © 2008 Apologetics Press, Inc. Todos los derechos están reservados.

Estamos complacidos de conceder permiso para que los artículos en la sección de "Dardos Bíblicos" sean reproducidos en su totalidad, siempre y cuando las siguientes estipulaciones sean observadas: (1) Apologetics Press debe ser designada como la editorial original; (2) la página Web URL específica de Apologetics Press debe ser anotada; (3) el nombre del autor debe permanecer adjunto a los materiales; (4) cualquier referencia, notas al pie de página, o notas finales que acompañan al artículo deben ser incluidas a cualquier reproducción escrita del artículo; (5) las alteraciones de cualquier clase están estrictamente prohibidas (e.g., las fotografías, tablas, gráficos, citas, etc. deben ser reproducidos exactamente como aparecen en el original); (6) la adaptación del material escrito (e.g., publicar un artículo en varias partes) está permitida, siempre y cuando lo completo del material sea hecho disponible, sin editar, en una extensión de tiempo razonable; (7) los artículos, en totalidad o en parte, no deben ser ofrecidos en venta o incluidos en artículos para venta; y (8) los artículos no deben ser reproducidos en forma electrónica para exponerlos en páginas Web (aunque los enlaces a los artículos en la página Web de Apologetics Press están permitidos).

Para catálogos, muestras, o información adicional, contacte:

Apologetics Press
230 Landmark Drive
Montgomery, Alabama 36117
U.S.A.
Phone (334) 272-8558
http://www.apologeticspress.org




Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Page Generation: 0.122 Seconds