English Version

Contenido

Ciencia y la Biblia

Creación vs. Evolución

Dardos Bíblicos

Temas Doctrinales

Temas Prácticos


Recursos

Cursos Autodidácticos

EBGlobal


Información acerca de:

Condiciones de Uso

Contactos

Derechos de Autor

Nosotros

Política de Privacidad


Apologetics Press :: Temas Doctrinales

Los Críticos Causan Confusión, No Dios
por Eric Lyons, M.Min.
[English]
Versión Imprimible | Enviar este artículo

Una de las muchas críticas que los escépticos han presentado en contra de los escritores de la Biblia es que las Escrituras describen un cuadro contradictorio de Dios, específicamente del hecho que Dios no es “autor de confusión”. Ya que Dios confundió el idioma del hombre en Babel (11:1-9; aparentemente en el tiempo de Peleg—Génesis 10:25), entonces, supuestamente, la aseveración de Pablo que “Dios no es Dios de confusión” (1 Corintios 14:33) debe ser errónea. ¿Cómo pudo confundir intencionalmente a la humanidad y al mismo tiempo no ser un “Dios de confusión”?

Ciertamente, Dios castigó a la humanidad por su desobediencia en Babel al confundir su idioma (i.e., Él creó nuevos idiomas). Después del Diluvio, Dios instruyó al hombre, diciendo, “Fructificad y multiplicaos, y llenad la tierra” (Génesis 9:1, énfasis añadido). Sin embargo, en Babel la humanidad se rebeló en contra de la voluntad de Dios, diciendo, “Vamos, edifiquémonos una ciudad y una torre, cuya cúspide llegue al cielo...por si fuéremos esparcidos sobre la faz de toda la tierra” (Génesis 11:4, énfasis añadido). Además, los descendientes de Noé en Babel también fueron culpables de intentar “hacer un nombre” para sí mismos (11:4; cf. 1 Juan 2:16). Por ende, Dios escogió “confundir su idioma” para que sean esparcidos “sobre la faz de toda la tierra” (Génesis 11:9).

No obstante, esta clase de confusión no es la misma clase de confusión que Pablo tenía en mente cuando escribió 1 Corintios. Cuando Pablo escribió, “Dios no es Dios de confusión” (14:33), estuvo haciendo referencia a los problemas que los cristianos corintios estaban teniendo en los servicios de adoración. Él dio instrucciones específicas acerca de la manera en que los que tenían dones espirituales (e.g., lenguas, profecías, interpretaciones) debían comportarse en los servicios. Los que tenían el don de lenguas debían hablar “por turno” (14:27), y si no había intérprete, debían “callar en la iglesia” (14:28). Los que tenían el don de profecía debían “profetizar todos uno por uno, para que todos aprendan, y todos sean exhortados” (14:31, énfasis añadido). Pablo concluyó esta sección de su carta exhortando a la iglesia a hacer “todo decentemente y con orden” (14:40). En resumen, Dios desea adoración que carezca de caos y confusión causada por varias personas que hablan a la misma vez.

Considere al maestro que dice a su clase que él no es una persona de confusión (i.e., a él le gusta el orden y quiere una clase ordenada). Pero luego este mismo profesor entrena a un equipo de fútbol y desea “confundir” al equipo contrario al implementar un plan de juego complejo. ¿Se pudiera considerar a este hombre todavía como un hombre de integridad, cuya personalidad se pudiera describir como contraria al caos? Desde luego. El hecho que alguien origine confusión en un escenario particular no significa que esta misma naturaleza sea caótica.

Intentar igualar la dispersión que Dios causó entre la gente pecadora en Babel con la confusión que Dios condenó en Corinto es injustificable e irrazonable. Recuerde, para que exista una contradicción legítima se debe mostrar que las palabras (y conceptos) que se discuten se usan en el mismo sentido. En Génesis 11:9 y 1 Corintios 14:33 se usan en sentidos totalmente diferentes.



Derechos de autor © 2007 Apologetics Press, Inc. Todos los derechos están reservados.

Estamos complacidos de conceder permiso para que los artículos en la sección de "Temas Doctrinales" sean reproducidos en su totalidad, siempre y cuando las siguientes estipulaciones sean observadas: (1) Apologetics Press debe ser designada como la editorial original; (2) la página Web URL específica de Apologetics Press debe ser anotada; (3) el nombre del autor debe permanecer adjunto a los materiales; (4) cualquier referencia, notas al pie de página, o notas finales que acompañan al artículo deben ser incluidas a cualquier reproducción escrita del artículo; (5) las alteraciones de cualquier clase están estrictamente prohibidas (e.g., las fotografías, tablas, gráficos, citas, etc. deben ser reproducidos exactamente como aparecen en el original); (6) la adaptación del material escrito (e.g., publicar un artículo en varias partes) está permitida, siempre y cuando lo completo del material sea hecho disponible, sin editar, en una extensión de tiempo razonable; (7) los artículos, en totalidad o en parte, no deben ser ofrecidos en venta o incluidos en artículos para venta; y (8) los artículos no deben ser reproducidos en forma electrónica para exponerlos en páginas Web (aunque los enlaces a los artículos en la página Web de Apologetics Press están permitidos).

Para catálogos, muestras, o información adicional, contacte:

Apologetics Press
230 Landmark Drive
Montgomery, Alabama 36117
U.S.A.
Phone (334) 272-8558
http://www.apologeticspress.org




Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Page Generation: 0.043 Seconds