English Version

Contenido

Ciencia y la Biblia

Creación vs. Evolución

Dardos Bíblicos

Temas Doctrinales

Temas Prácticos


Recursos

Cursos Autodidácticos


Información acerca de:

Condiciones de Uso

Contactos

Derechos de Autor

Nosotros

Política de Privacidad


Apologetics Press :: Temas Prácticos

Conocimiento Incompleto
por A.P. Staff
[English]
Versión Imprimible | Enviar este artículo

Aparte del Sol, este es el primer objeto en el espacio que los niños aprenden a identificar—la Luna. Debido a su proximidad a la Tierra, hemos podido reunir mucha información concerniente a nuestro satélite vecino. Por ejemplo, hoy en día sabemos que la Luna está a 238,896 millas (384,467 kilómetros) de la Tierra. Conocemos su tamaño, forma y temperatura. Y, gracias a valientes astronautas, conocemos la composición de su superficie. Además, hemos podido responder muchas preguntas al enfocar grandes telescopios a la Luna. Aunque, de forma extraña, todavía hay mucho que no sabemos.

Andrew Lawler y Govert Schilling escribieron un artículo titulado “Moon Maintains Its Mysteries” (“La Luna Guarda Sus Misterios”) que apareció en la edición del 2 de mayo de 2003 de Science, admitiendo algo que sorprendió a los cosmólogos. Una parte de la revelación de los autores señaló:

Se han utilizado telescopios para observarla desde el tiempo de Galileo, y una docena de naves espaciales han volado por ella, orbitado alrededor de ella y aterrizado en ella. Y una docena de seres humanos—incluyendo a un geólogo—han caminado en su superficie y han traído tierra y rocas. Por tanto la luna debe ser el lugar mejor entendido de todos fuera de la Tierra, ¿verdad? No. “Esa es una ilusión”, dijo Carlé Pieters, un geólogo planetario de la Universidad de Brown en Providence, Rhode Island. “Estamos haciendo exploración lunar al revés—tenemos una serie maravillosa de muestras, pero un fundamento pobre para una evaluación global” (2003, 300:727).

Los autores continuaron admitiendo:

A pesar de la abundancia de información, muchas preguntas importantes permanecen sin contestar acerca de la formación de la luna, los antiguos y enormes impactos de su superficie y su composición química. “Treinta y cinco años después de Apolo, nuestro conocimiento de la luna es todavía sorprendentemente incompleto”, añade Bernard Foing, científico de proyecto de la misión SMART-1 de la Agencia Espacial Europea que será lanzada este verano (p. 727).

Este reconocimiento sorprendente clama por la pregunta: Si tenemos tal “fundamento pobre” de conocimiento acerca de la Luna—la cual está a “la vuelta de la esquina”—entonces ¿cómo profesan los científicos conocer tanto acerca de las galaxias distantes que yacen mucho más allá de la vista del ojo humano? El hecho que podamos ver prácticamente cada fisura y gama de montaña en la superficie lunar es un detalle excelente, aunque nuestro “conocimiento sorprendentemente incompleto” pone en duda cuánto realmente conocemos acerca de otros objetos celestes—de los cuales solo podemos ver formas borrosas, espectros de luz o incluso algo menos.

La próxima vez que los cosmólogos sugieran que tienen “las respuestas” acerca de varias partes del Universo que ni siquiera hemos visitado (como quásares, galaxias, nebulosas, los así llamados “agujeros negros”, etc.), tenga en cuenta que los científicos todavía tienen que aprender mucho acerca de nuestra vecina más cercana—la cual hemos visitado en más de una ocasión.

REFERENCIAS

Lawler, Andrew and Govert Schilling (2003), “Moon Maintains Its Mysteries,” Science, 300:727, May 2.



Derechos de autor © 2006 Apologetics Press, Inc. Todos los derechos están reservados.

Estamos complacidos de conceder permiso para que los artículos en la sección de "Temas Prácticos" sean reproducidos en su totalidad, siempre y cuando las siguientes estipulaciones sean observadas: (1) Apologetics Press debe ser designada como la editorial original; (2) la página Web URL específica de Apologetics Press debe ser anotada; (3) el nombre del autor debe permanecer adjunto a los materiales; (4) cualquier referencia, notas al pie de página, o notas finales que acompañan al artículo deben ser incluidas a cualquier reproducción escrita del artículo; (5) las alteraciones de cualquier clase están estrictamente prohibidas (e.g., las fotografías, tablas, gráficos, citas, etc. deben ser reproducidos exactamente como aparecen en el original); (6) la adaptación del material escrito (e.g., publicar un artículo en varias partes) está permitida, siempre y cuando lo completo del material sea hecho disponible, sin editar, en una extensión de tiempo razonable; (7) los artículos, en totalidad o en parte, no deben ser ofrecidos en venta o incluidos en artículos para venta; y (8) los artículos no deben ser reproducidos en forma electrónica para exponerlos en páginas Web (aunque los enlaces a los artículos en la página Web de Apologetics Press están permitidos).

Para catálogos, muestras, o información adicional, contacte:

Apologetics Press
230 Landmark Drive
Montgomery, Alabama 36117
U.S.A.
Phone (334) 272-8558
http://www.apologeticspress.org




Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Page Generation: 0.079 Seconds