English Version

Contenido

Ciencia y la Biblia

Creación vs. Evolución

Dardos Bíblicos

Temas Doctrinales

Temas Prácticos


Recursos

Cursos Autodidácticos


Información acerca de:

Condiciones de Uso

Contactos

Derechos de Autor

Nosotros

Política de Privacidad


Apologetics Press :: Temas Doctrinales

Autoridad, Fiabilidad y Verdad
por Eric Lyons, M.Min.
[English]
Versión Imprimible | Enviar este artículo

¿Son realmente importantes las preguntas acerca de la fiabilidad de la Biblia? ¿Son tan serias que merecen la controversia en nuestro sitio Web regularmente? ¿No pudiéramos emplear nuestro tiempo en algún otro tema?

Es cierto que los cristianos tienen la responsabilidad de considerar muchos temas importantes. Los estudios concernientes a la adoración aceptable, servicio, evangelismo, organización de la iglesia, etc., son temas en los cuales el cristiano debe meditar frecuentemente. Sin embargo, al considerar que el entendimiento adecuado de estos temas (y muchos otros) yace básicamente en la autoridad de la Escritura, podemos concluir que los ataques a la veracidad de la Escritura no son un tema trivial. Los escépticos están muy conscientes del hecho que si pueden socavar la veracidad de la Biblia, entonces pueden socavar el mismo fundamento del cristianismo. Desafortunadamente, ya que tienen posiciones prominentes en escuelas públicas, universidades y medios de comunicación, los críticos de la Biblia han llegado a ser mucho más poderosos e influyentes en tiempos recientes, y ahora se les oye en el mundo entero a través de la radio, la televisión y el Internet.

En la edición de mayo/junio de 2006 de Biblical Archaelogy Review (Examen de la Arqueología Bíblica), Michael D. Coogan escribió un artículo titulado “Question Authority!” (“¡Cuestionen la Autoridad!”) en el cual enlazó el tema de la autoridad (o falta de esta) con la (in)consistencia de la Biblia.

“La Biblia dice” es a menudo considerado decisivo en debates contemporáneos acerca de tales temas como el aborto, el suicido asistido, el estatus de la mujer, las relaciones entre el mismo sexo, la pena de muerte y la guerra y la paz. El problema es que la Biblia a menudo es inconsistente... [L]a Biblia no habla con una sola voz.

El hecho que algo se escriba...en la Biblia...no significa que sea la única perspectiva posible o que incluso sea verdadero (2006, 32[3]:24, énfasis añadido).

¿Qué ejemplo dio el Profesor Coogan para “probar” su punto acerca de la inconsistencia y no-fiabilidad de la Biblia? Supuestamente, ya que la Biblia enseña que Dios “castiga a los hijos por los pecados de sus padres hasta la tercera y cuarta generación (Éxodo 20:5; Deuteronomio 5:9)”, pero también declara que “El hijo no llevará el pecado de su padre, ni el padre llevará el pecado del hijo” (Ezequiel 18:20; cf. Jeremías 31:30), entonces “la Biblia no habla con una sola voz”, sino es “inconsistente”. ¿Es esto correcto?

En realidad, la enseñanza bíblica sobre el pecado, el sufrimiento y las consecuencias del pecado, y sobre quién lleva la culpa del pecado es muy consistente. Desde que Adán y Eva comieron del árbol de la ciencia del bien y del mal, el hombre ha sufrido las consecuencias del pecado. La gente sufre frecuentemente a causa de sus propios pecados (cf. 1 Pedro 4:15). Sin embargo, muchas veces el hombre sufre a causa de los pecados de sus antepasados (incluyendo padres, abuelos, bisabuelos, etc.). Hoy, algunos niños pueden sufrir porque su padre fue encarcelado por conducir borracho, y por ende no puede proveer el sustento para su familia. Una civilización hambrienta puede sufrir parcialmente porque sus antepasados establecieron un sistema de creencia en el cual se prohíbe comer animales como las vacas (ya que el animal puede ser un antepasado reencarnado).

Dios informó a los israelitas que el pecado de idolatría (y el fruto de tal pecado) es tan atroz y amargo que los hijos (incluso hasta la tercera y cuarta generación) sufrirían las consecuencias. Los hijos de los padres idólatras algunas veces sufrían la muerte ya que sus padres los sacrificaban a Baal (Jeremías 19:5). Otros, tales como aquellos que vivían durante el tiempo de los jueces, fueron afligidos una y otra vez con pobreza, enfermedad y esclavitud, ya que ellos, como sus padres, “dejaron a Jehová, y adoraron a Baal y a Astarot” (Jueces 2:13). Puede ser que incluso en Norteamérica, el remanente fiel sufra por la decisión de Dios de castigar a esta “nación temerosa de Dios” que actualmente le rechaza y se aferra al pecado a cada paso.

Pero, incluso cuando los descendientes inocentes pueden sufrir las consecuencias de los pecados de sus antepasados, ellos no “llevan la culpabilidad” de las acciones pecaminosas de sus antepasados (Ezequiel 18:20). Es decir, ellos no heredan los pecados de sus padres. La Biblia nunca sugiere que los niños son culpables de idolatría solo porque sus padres fueron idólatras. Los niños son inocentes, tanto que Jesús dijo, “de los tales es el reino de Dios” (Lucas 18:16). Finalmente, llevar la culpabilidad del pecado es completamente diferente a sufrir las consecuencias físicas de las acciones de otros.

En la conclusión de su artículo en Biblical Archaeology Review (Examen de la Arqueología Bíblica), Coogan escribió: “El hecho que algo se escriba...en la Biblia...no significa que sea la única perspectiva posible o que incluso sea verdadero” (2006, 32[3]:24, énfasis añadido). En realidad, el artículo de Coogan es el que carece de la verdad, y se debe cuestionar la autoridad de su artículo (¡no de la Biblia!).

REFERENCIAS

Coogan, Michael D. (2006), “Question Authority!” Biblical Archaeology Review, 32[3]:24, May/June.



Derechos de autor © 2006 Apologetics Press, Inc. Todos los derechos están reservados.

Estamos complacidos de conceder permiso para que los artículos en la sección de "Temas Doctrinales" sean reproducidos en su totalidad, siempre y cuando las siguientes estipulaciones sean observadas: (1) Apologetics Press debe ser designada como la editorial original; (2) la página Web URL específica de Apologetics Press debe ser anotada; (3) el nombre del autor debe permanecer adjunto a los materiales; (4) cualquier referencia, notas al pie de página, o notas finales que acompañan al artículo deben ser incluidas a cualquier reproducción escrita del artículo; (5) las alteraciones de cualquier clase están estrictamente prohibidas (e.g., las fotografías, tablas, gráficos, citas, etc. deben ser reproducidos exactamente como aparecen en el original); (6) la adaptación del material escrito (e.g., publicar un artículo en varias partes) está permitida, siempre y cuando lo completo del material sea hecho disponible, sin editar, en una extensión de tiempo razonable; (7) los artículos, en totalidad o en parte, no deben ser ofrecidos en venta o incluidos en artículos para venta; y (8) los artículos no deben ser reproducidos en forma electrónica para exponerlos en páginas Web (aunque los enlaces a los artículos en la página Web de Apologetics Press están permitidos).

Para catálogos, muestras, o información adicional, contacte:

Apologetics Press
230 Landmark Drive
Montgomery, Alabama 36117
U.S.A.
Phone (334) 272-8558
http://www.apologeticspress.org




Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Page Generation: 0.078 Seconds