English Version

Contenido

Ciencia y la Biblia

Creación vs. Evolución

Dardos Bíblicos

Temas Doctrinales

Temas Prácticos


Recursos

Cursos Autodidácticos

EBGlobal


Información acerca de:

Condiciones de Uso

Contactos

Derechos de Autor

Nosotros

Política de Privacidad


Apologetics Press :: Dardos Bíblicos

Un Personal “Bondadoso” y “Compasivo” que Asesina a Niños
por Kyle Butt, M.A.
[English]
Versión Imprimible | Enviar este artículo

Ya que el aborto ha sido legal en los Estados Unidos por más de 30 años, a menudo nos mostramos indiferentes e insensibles delante de la naturaleza atroz de esta práctica. En otros artículos en nuestro sitio Web y en nuestras revistas, hemos abordado el carácter pecaminoso de esta acción bárbara (vea Miller, 2003). Este artículo breve que está leyendo tiene como propósito traer a nuestra memoria la atrocidad moral que plaga nuestra sociedad, para que así no olvidemos usar las acciones moralmente aceptables para parar esta práctica perversa.

En Montgomery, Alabama, la capital del estado y mi residencia por los pasados cinco años, las páginas amarillas ofrecen a lo menos 7 clínicas en las cuales se puede realizar un aborto. Una de esas clínicas es el Centro de Mujeres de Beacon, una división del Centro Médico Summit. En su sitio oficial en la Web, ellos se jactan que tienen un personal “bondadoso y compasivo” que entiende las “necesidades únicas de cada paciente”, y que ofrece una “experiencia cómoda, servicial y positiva” (“About Summit Medical”, 2004).

En el sitio del Centro de Mujeres de Beacon, se provee un enlace para ayudar a la mujer joven a entender los procedimientos de aborto que se ofrecen. Uno de esos procesos se lista como un aborto quirúrgico. La descripción del procedimiento dice: “Un aborto quirúrgico o una aspiración por vacío, es cuando un doctor, u otro clínico, remueve un embarazo del útero. El doctor anestesia el cuello del útero con un anestésico local...luego remueve el embarazo por succión. Usualmente toma menos de 5 minutos cuando se tiene poco tiempo de embarazo” (“Abortion: Which...”, s.d.). Entonces, básicamente se inserta una aspiradora en el útero y el niño no-nacido es succionado en una bolsa de aspiradora médica y es desechado como si fuera polvo del suelo de la clínica—y todo esto es hecho por un personal “bondadoso” y “compasivo”.

El sitio de Summit también ofrece varios testimonios de mujeres que han experimentado procedimientos en la clínica. Una mujer de Montgomery dijo: “Mi primera impresión fue que yo estaba segura y que todo estaba en orden. El personal médico me hizo sentir cómoda y fueron muy amigables”. Otra mujer de Bridgeport, Connecticut mencionó: “Me sentí cómoda y ayudada en todo”. Una paciente de Detroit, Michigan declaró: “Todos fueron muy buenos y atentos. Ya que yo no tenía a nadie a lado mío, ustedes fueron mis ángeles de la guarda” (“Patient Testimonials”, 2004, énfasis añadido). Note la idea fundamental que corre a través de cada uno de estos testimonios: Me sentí cómoda, el personal fue bueno conmigo, me sentí segura, me protegieron. ¿Dónde está la compasión para el niño no-nacido? Mientras que el personal “bondadoso” estaba succionando a los bebés de la matrices de sus madres, ¿qué enfermera o doctor era el “ángel de la guarda” de los bebés? ¿Dónde estaba la ayuda y comodidad que estos bebés inocentes merecían como seres humanos? ¿Quién era el responsable de hacer la experiencia del bebé no-nacido una “cómoda, servicial y positiva”?

Es vergonzoso para la ciudad de Montgomery, y para nuestra sociedad en general, que la gente que ayuda y asiste en la matanza de niños no-nacidos sea calificada como “bondadosa y compasiva”. También es un testimonio adicional de la desensibilización de esta nación cuando las madres que permiten que sus hijos sean succionados de su matriz alaban a los homicidas que hicieron el procedimiento ya que las madres se sintieron seguras, cómodas y protegidas, sin importarles en absoluto la vida de sus hijos.

Estamos matando más de un millón de bebés cada año en este país, succionándolos de la matriz en un procedimiento que haría que muchas de las cosas que los nazis hicieron a los judíos parezcan “bondadosas y compasivas”. Sin embargo, clamamos ser gente que quiere libertad y justicia para todos. ¿Cuándo veremos la verdad que las manos de esta nación están manchadas con la sangre de niños inocentes? ¿Cuándo nos despertaremos y nos observaremos atentamente en el espejo para ver que estamos matando a más de los nuestros que los terroristas, el SIDA, la guerra o las drogas? Debemos reconocer que el aborto es un homicidio brutal y bárbaro, y que aquellos que lo practican, o que asisten en su práctica, son homicidas que están directamente bajo la condenación de Dios (1 Corintios 6:9-11). Debemos abrir nuestros oídos para escuchar el grito de los niños muertos, quienes con seguridad repiten los sentimientos de aquellos mártires en Apocalipsis: “¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra?” (6:10). Abramos nuestros oídos nacionales para oír la advertencia que Jesús hizo: “Si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente” (Lucas 13:5).

REFERENCIAS

“Abortion: Which Method Is Right For Me?” (sine data), [En-línea], URL: http://www.pregnancyoptions.info/whichmethod.htm.

“About Summit Medical Centers” (2004), [En-línea], URL: http://www.summitcenters.com/aboutus.htm.

Miller, Dave (2003), “El Aborto y la Biblia” [En-línea], URL: http://www.apologeticspress.org/espanol/articulos/664.

“Patient Testimonials” (2004), [En-línea], URL: http://www.summitcenters.com/testimonials.htm.



Derechos de autor © 2006 Apologetics Press, Inc. Todos los derechos están reservados.

Estamos complacidos de conceder permiso para que los artículos en la sección de "Dardos Bíblicos" sean reproducidos en su totalidad, siempre y cuando las siguientes estipulaciones sean observadas: (1) Apologetics Press debe ser designada como la editorial original; (2) la página Web URL específica de Apologetics Press debe ser anotada; (3) el nombre del autor debe permanecer adjunto a los materiales; (4) cualquier referencia, notas al pie de página, o notas finales que acompañan al artículo deben ser incluidas a cualquier reproducción escrita del artículo; (5) las alteraciones de cualquier clase están estrictamente prohibidas (e.g., las fotografías, tablas, gráficos, citas, etc. deben ser reproducidos exactamente como aparecen en el original); (6) la adaptación del material escrito (e.g., publicar un artículo en varias partes) está permitida, siempre y cuando lo completo del material sea hecho disponible, sin editar, en una extensión de tiempo razonable; (7) los artículos, en totalidad o en parte, no deben ser ofrecidos en venta o incluidos en artículos para venta; y (8) los artículos no deben ser reproducidos en forma electrónica para exponerlos en páginas Web (aunque los enlaces a los artículos en la página Web de Apologetics Press están permitidos).

Para catálogos, muestras, o información adicional, contacte:

Apologetics Press
230 Landmark Drive
Montgomery, Alabama 36117
U.S.A.
Phone (334) 272-8558
http://www.apologeticspress.org




Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Page Generation: 0.073 Seconds