English Version

Contenido

Ciencia y la Biblia

Creación vs. Evolución

Dardos Bíblicos

Temas Doctrinales

Temas Prácticos


Recursos

Cursos Autodidácticos

EBGlobal


Información acerca de:

Condiciones de Uso

Contactos

Derechos de Autor

Nosotros

Política de Privacidad


Apologetics Press :: Temas Prácticos

¿Dijo Jesús Eso?
por Eric Lyons, M.Min.
[English]
Versión Imprimible | Enviar este artículo

Casi al final de sus palabras de exhortación a los ancianos de Éfeso (registradas por Lucas en Hechos 20), el apóstol Pablo les recordó que Jesús una vez dijo: “Más bienaventurado es dar que recibir” (Hechos 20:35). El problema que muchos tienen con la cita de Pablo concerniente a Jesús es que en ningún lugar en los evangelios, o en algún otro lugar de las Escrituras, aparece esta cita. Según un crítico de la Biblia,

Una de las citas incorrectas más grandes de Pablo se encuentra en Hechos 20:35, donde él dice: “...se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir”. En ningún lugar en el Nuevo Testamento Jesús hace tal enunciado. La oratoria de Pablo aparentemente le abandonó (McKinsey, 1983, 8:4, énfasis añadido).

¿Realmente se equivocó Pablo? ¿Distorsionó las palabras de Jesús? ¿Qué explicación lógica puede ser dada del por qué estas palabras no son registradas en los relatos del evangelio?

Primero, no existe indicación que el apóstol Pablo incluso poseyera los evangelios de Mateo, Marcos, Lucas y Juan durante su ministerio, o que los necesitara para conocer lo que Jesús enseñó. De hecho, estos probablemente fueron escritos algunos años después que Pablo comenzara sus viajes misioneros, y probablemente después que él recordara a los ancianos en Éfeso del enunciado de Jesús concerniente a dar. Realmente, Pablo no dependió en los relatos del evangelio para saber lo que Jesús dijo. En cambio, él recibió revelación sobrenatural directamente de Dios. Jesús habló directamente a Pablo en el camino a Damasco (Hechos 9; 22:8), “el Espíritu” no le permitió predicar en Bitinia (Hechos 16:7), y “el Señor [habló] a Pablo en visión” en Corinto (Hechos 18:9). Pablo fue un apóstol inspirado (cf. 1 Corintios 14:37; 2 Pedro 3:16). El mensaje que él predicó vino directamente de Dios. A las iglesias de Galacia, Pablo dijo: “Mas os hago saber, hermanos, que el evangelio anunciado por mí, no es según hombre; pues yo ni lo recibí ni lo aprendí de hombre alguno, sino por revelación de Jesucristo” (1:11,12, énfasis añadido). Aunque los relatos del evangelio son muy importantes para los cristianos del siglo veintiuno, el apóstol Pablo no necesitó consultarlos para saber si Jesús enseñó, “Más bienaventurado es dar que recibir”.

Segundo, los estudiantes de la Biblia deben reconocer que no todo lo que Jesús dijo o hizo fue registrado por los escritores del evangelio. En efecto, casi al final del relato del evangelio según Juan, él comentó sobre esta verdad dos veces, diciendo, “Hizo además Jesús muchas otras señales en presencia de sus discípulos, las cuales no están escritas en este libro... Y hay también otras muchas cosas que hizo Jesús, las cuales si se escribieran una por una, pienso que ni aun en el mundo cabrían los libros que se habrían de escribir” (Juan 20:30; 21:25). Adicionalmente, ninguno de los relatos del evangelio es igual. Lo que un escritor registró, el otro pudo haber omitido. Por ejemplo, Lucas anotó que Jesús dijo al ladrón penitente en la cruz, “De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso” (23:43), aunque Mateo, Marcos y Juan omitieron estas palabras. ¿Desacredita esto de alguna manera el relato de Lucas? De ninguna manera. Lo cierto es que los cuatro relatos son testimonios independientes de la vida de Cristo y algunos contienen más (o menos) información sobre un tema en particular que los otros.

¿Es posible que Pablo citara un dicho de Jesús (que puede haber sido muy conocido en el primer siglo), pero que no fuera registrado por los escritores del evangelio? Absolutamente. ¿Desacredita esto en alguna manera a Pablo como un escritor inspirado o significa que él “citó incorrectamente” las palabras de Jesús? De ninguna manera.

REFERENCIAS

McKinsey, C. Dennis (1983), “Paul, the Deceptive Disciple,” Biblical Errancy, 8:4, August.



Derechos de autor © 2006 Apologetics Press, Inc. Todos los derechos están reservados.

Estamos complacidos de conceder permiso para que los artículos en la sección de "Temas Prácticos" sean reproducidos en su totalidad, siempre y cuando las siguientes estipulaciones sean observadas: (1) Apologetics Press debe ser designada como la editorial original; (2) la página Web URL específica de Apologetics Press debe ser anotada; (3) el nombre del autor debe permanecer adjunto a los materiales; (4) cualquier referencia, notas al pie de página, o notas finales que acompañan al artículo deben ser incluidas a cualquier reproducción escrita del artículo; (5) las alteraciones de cualquier clase están estrictamente prohibidas (e.g., las fotografías, tablas, gráficos, citas, etc. deben ser reproducidos exactamente como aparecen en el original); (6) la adaptación del material escrito (e.g., publicar un artículo en varias partes) está permitida, siempre y cuando lo completo del material sea hecho disponible, sin editar, en una extensión de tiempo razonable; (7) los artículos, en totalidad o en parte, no deben ser ofrecidos en venta o incluidos en artículos para venta; y (8) los artículos no deben ser reproducidos en forma electrónica para exponerlos en páginas Web (aunque los enlaces a los artículos en la página Web de Apologetics Press están permitidos).

Para catálogos, muestras, o información adicional, contacte:

Apologetics Press
230 Landmark Drive
Montgomery, Alabama 36117
U.S.A.
Phone (334) 272-8558
http://www.apologeticspress.org




Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Page Generation: 0.125 Seconds