English Version

Contenido

Ciencia y la Biblia

Creación vs. Evolución

Dardos Bíblicos

Temas Doctrinales

Temas Prácticos


Recursos

Cursos Autodidácticos

EBGlobal


Información acerca de:

Condiciones de Uso

Contactos

Derechos de Autor

Nosotros

Política de Privacidad


Apologetics Press :: Temas Doctrinales

¿Pecan los Cristianos?
por Kyle Butt, M.A.
[English]
Versión Imprimible | Enviar este artículo

Una lectura rápida a través de la pequeña epístola de primera de Juan revela una cantidad de versículos que parecen ser contradictorios. Por ejemplo, en 1 Juan 1:8,10 el autor asegura a sus lectores que toda la gente ha pecado. En el capítulo 2:1, Juan parece indicar que incluso los cristianos pecan y por ende necesitan a Jesucristo como su abogado. Aunque, en el capítulo 3:6 Juan dice: “Todo aquel que permanece en él, no peca; todo aquel que peca, no le ha visto, ni le ha conocido”. En el versículo 8 del capítulo 3, Juan escribe: “El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio”. Y el versículo 9 declara: “Todo aquel que es nacido de Dios, no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios”. Steve Wells, en su libro, The Skeptic’s Annotated Bible (La Biblia Anotado del Escéptico), escribió concerniente a estos versículos en el capítulo 3: “Anteriormente en esta carta (1:8,10) Juan nos asegura que todos pecamos. Aunque en estos versículos declara que los cristianos no pecan” (Wells, 2003).

¿Son estos versículos ejemplos de contradicciones en la Biblia? Si no lo son, ¿qué significan? ¿Pecan los cristianos, o no?

Las respuestas para estas preguntas realmente son más simples de lo que pueda parecer a primera vista. Cuando comparamos otras traducciones del capítulo 3 versículos 6,8 y 9, vemos que la redacción griega real de estos versículos constituye una diferencia principal en el entendimiento de los pasajes. R.C.H. Lenski tradujo el capítulo 3:6 como sigue: “Todo el que permanece en él no continúa en el pecado. El que continúa en el pecado no le ha visto, ni le ha conocido” (1966, pp. 457-458, énfasis añadido). Lenski tradujo el versículo 9: “Todo el que ha nacido de Dios no continua cometiendo pecados, porque la simiente de Dios permanece en él, y el no puede continuar en el pecado porque es nacido de Dios” (p. 462, énfasis añadido). La Nueva Versión Internacional traduce el capítulo 3:6: “Todo el que permanece en él, no practica el pecado. Todo el que practica el pecado, no lo ha visto ni lo ha conocido” (énfasis añadido).

Lenski explicó que 1 Juan 3:6,9 usa una construcción griega llamada presente durativo, la cual debe ser traducida como “no continúa pecando” (pp. 458,462). Entonces, Juan no está diciendo algo diferente en estos versículos de lo que dijo Pablo en Romanos 6:1,2, cuando declaró: “¿Qué, pues, diremos? ¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde? En ninguna manera. Porque los que hemos muerto al pecado, ¿cómo viviremos aún en él?”. Otros numerosos pasajes enseñan que los cristianos pecarán, incluso cuando ya hayan sido lavados en la sangre de Cristo (cf. Romanos 7:14-25; Filipenses 3:12,13). Sin embargo, Juan está diciendo que cualquier persona que rebeldemente continúa pecando, haciendo del pecado su manera de vida usual y habitual, no está siguiendo a Dios. En 1 Juan 3:9, el presente infinitivo griego expresa la idea de pecar habitualmente sin remordimiento. En términos más prácticos (para ofrecer un ejemplo), es una cosa que un cristiano tropiece y cometa un acto de inmoralidad sexual por el cuál él o ella se arrepiente; pero es otra cosa completamente diferente que una persona viva prostituyéndose y clame “tener comunión con el Padre” (1 Juan 1:6).

Por tanto, fácilmente se demuestra que no existe discrepancia entre los versículos bajo discusión en 1 Juan. Además, es reconfortante saber que cuando los cristianos pecamos, “abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo” (1 Juan 2:1).

REFERENCIAS

Wells, Steve (2003), Skeptic’s Annotated Bible [En-línea], URL: http://www.skepticsannotatedbible.com/1cor/index.html.

Lenski, R.C.H. (1966), The Interpretation of the I and II Epistles of Peter, the Three Epistles of John, and the Epistle of Jude (Minneapolis, MN: Augsburg).



Derechos de autor © 2006 Apologetics Press, Inc. Todos los derechos están reservados.

Estamos complacidos de conceder permiso para que los artículos en la sección de "Temas Doctrinales" sean reproducidos en su totalidad, siempre y cuando las siguientes estipulaciones sean observadas: (1) Apologetics Press debe ser designada como la editorial original; (2) la página Web URL específica de Apologetics Press debe ser anotada; (3) el nombre del autor debe permanecer adjunto a los materiales; (4) cualquier referencia, notas al pie de página, o notas finales que acompañan al artículo deben ser incluidas a cualquier reproducción escrita del artículo; (5) las alteraciones de cualquier clase están estrictamente prohibidas (e.g., las fotografías, tablas, gráficos, citas, etc. deben ser reproducidos exactamente como aparecen en el original); (6) la adaptación del material escrito (e.g., publicar un artículo en varias partes) está permitida, siempre y cuando lo completo del material sea hecho disponible, sin editar, en una extensión de tiempo razonable; (7) los artículos, en totalidad o en parte, no deben ser ofrecidos en venta o incluidos en artículos para venta; y (8) los artículos no deben ser reproducidos en forma electrónica para exponerlos en páginas Web (aunque los enlaces a los artículos en la página Web de Apologetics Press están permitidos).

Para catálogos, muestras, o información adicional, contacte:

Apologetics Press
230 Landmark Drive
Montgomery, Alabama 36117
U.S.A.
Phone (334) 272-8558
http://www.apologeticspress.org




Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Page Generation: 0.067 Seconds