English Version

Contenido

Ciencia y la Biblia

Creación vs. Evolución

Dardos Bíblicos

Temas Doctrinales

Temas Prácticos


Recursos

Cursos Autodidácticos

EBGlobal


Información acerca de:

Condiciones de Uso

Contactos

Derechos de Autor

Nosotros

Política de Privacidad


Apologetics Press :: Temas Doctrinales

¿Vino Jesús a Traer Paz—o Agitación?
por Caleb Colley, M.L.A.
[English]
Versión Imprimible | Enviar este artículo

Muchos extremistas religiosos, militantes y violentos han provocado preocupación legítima concerniente a la seguridad de América. En Palestina, la misma tierra donde Jesús caminó, la gente se mata entre sí en una guerra motivada por la religión. ¿Autorizan o animan las enseñanzas de Cristo tal comportamiento? En Juan 14:27, Jesús dijo: “La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo”. Algunos han reclamado que la promesa de Jesús de paz en ese versículo contradice Su mensaje en Mateo 10:34: “No penséis que he venido para traer paz a la tierra; no he venido para traer paz, sino espada”. ¿Vino Jesús a la Tierra para traer paz—o agitación?

Basados en la evidencia escritural, es irrefutable que Jesús quiere que Sus seguidores tengan paz. Las palabras “Cristo” y “Paz” se encuentran juntas en versículos individuales no menos de 24 veces en la Biblia. Considere Filipenses 1:2: “Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo”. 2 Corintios 1:2 dice: “Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo”. Pablo instó a los tesalonicenses, “Tened paz entre vosotros” (1 Tesalonicenses 5:13). El mensaje de Cristo es llamado el “evangelio de la paz” (Efesios 6:15), y Filipenses 4:7 dice que la paz de Dios “sobrepasa todo entendimiento” y que la paz guardará los corazones y mentes de los cristianos. Jesús, Quien es llamado Príncipe de Paz en Isaías 9:6, definitivamente vino a traer paz.

¿Pudiera darse el caso que Jesús también viniera a traer agitación? Sí. En el contexto de Mateo 10:34, Jesús estuvo explicando a Sus discípulos que el Evangelio, en algunos casos, causaría división. Un hijo creería en Jesús, pero su padre pudiera no creer. Una madre creería, pero su hija pudiera rechazar incluso oír el Evangelio. En Mateo 10:37,38, Jesús presentó una verdad dura: “El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a hijo o hija más que a mí, no es digno de mí; y el que no toma su cruz y sigue en pos de mí, no es digno de mí”. Richard Lenski profundizó acerca de las implicaciones de la “agitación” traída por Cristo:

La idea es esta: si Cristo no hubiera venido, la tierra hubiera continuado tranquila en su pecado y en su culpa hasta el día de su condena. Ahora, Cristo vino para quitar el pecado y la culpa. Inmediatamente resultó una guerra, ya que en su perversión los hombres se aferraron a su pecado, pelearon en contra de Cristo y el evangelio, y por ende produjeron dos campos hostiles. Cristo previó este efecto y deseó que ocurriera. Él declaró enfáticamente que Él vino a traer espada sobre la tierra. Es mejor la guerra y la división, la cual salva a muchos como sea posible, que permitir que todos perezcan en su pecado (1943, p. 415).

Muchos reaccionan con hostilidad hacia el Evangelio. Esto no es porque la enseñanza de Cristo promueva la hostilidad (vea Mateo 5:44; 7:12; Juan 13:14; 13:35), sino porque las enseñanzas de Jesús son muy controversiales. En Mateo 10:34, Jesús no pretendió sugerir que Su propósito era traer hostilidad o agitación, sino que la hostilidad, en algunos casos, sería un efecto de Su enseñanza (Barnes, 1949, p. 115). Siempre se dará el caso que algunas personas responderán negativamente a las enseñanzas de Cristo, ya que algunos siempre preferirán la oscuridad espiritual que la luz de Jesús (Juan 3:19). Cristo, Quien vino a la Tierra para traer tanto paz y agitación, nunca se contradijo.

REFERENCIAS

Barnes, Albert (1949), Notes on the New Testament: Matthew and Mark (Grand Rapids, MI: Baker).

Lenksi, Richard C. H. (1943), The Interpretation of St. Matthew’s Gospel (Minneapolis, MN: Augsburg).



Derechos de autor © 2006 Apologetics Press, Inc. Todos los derechos están reservados.

Estamos complacidos de conceder permiso para que los artículos en la sección de "Temas Doctrinales" sean reproducidos en su totalidad, siempre y cuando las siguientes estipulaciones sean observadas: (1) Apologetics Press debe ser designada como la editorial original; (2) la página Web URL específica de Apologetics Press debe ser anotada; (3) el nombre del autor debe permanecer adjunto a los materiales; (4) cualquier referencia, notas al pie de página, o notas finales que acompañan al artículo deben ser incluidas a cualquier reproducción escrita del artículo; (5) las alteraciones de cualquier clase están estrictamente prohibidas (e.g., las fotografías, tablas, gráficos, citas, etc. deben ser reproducidos exactamente como aparecen en el original); (6) la adaptación del material escrito (e.g., publicar un artículo en varias partes) está permitida, siempre y cuando lo completo del material sea hecho disponible, sin editar, en una extensión de tiempo razonable; (7) los artículos, en totalidad o en parte, no deben ser ofrecidos en venta o incluidos en artículos para venta; y (8) los artículos no deben ser reproducidos en forma electrónica para exponerlos en páginas Web (aunque los enlaces a los artículos en la página Web de Apologetics Press están permitidos).

Para catálogos, muestras, o información adicional, contacte:

Apologetics Press
230 Landmark Drive
Montgomery, Alabama 36117
U.S.A.
Phone (334) 272-8558
http://www.apologeticspress.org




Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Page Generation: 0.087 Seconds