English Version

Contenido

Ciencia y la Biblia

Creación vs. Evolución

Dardos Bíblicos

Temas Doctrinales

Temas Prácticos


Recursos

Cursos Autodidácticos


Información acerca de:

Condiciones de Uso

Contactos

Derechos de Autor

Nosotros

Política de Privacidad


Apologetics Press :: Ciencia y la Biblia

El Precio de la Vida Humana
por Brad Harrub, Ph.D.
[English]
Versión Imprimible | Enviar este artículo

Una bomba publicitaria de tiempo ha detonado en Corea del Sur. El pionero principal en la investigación de la célula del tallo, Dr. Hwang Woo Suk, ha renunciado a su posición a causa de prácticas serias no-éticas. El Dr. Suk previamente hizo noticia al seguir adelante en sus esfuerzos por clonar un humano. Él era alabado en los medios de comunicación como un líder en la investigación de la célula de tallo y clonación humana. Pero sus cinco minutos de fama pueden haber llegado a un final abrupto. Como el escritor de la revista Time, Bryan Walsh, recientemente comentó: “Para el Dr. Hwang Woo Suk, investigador pionero de la célula del tallo en Corea del Sur, el éxito viene como producto de la buena disposición de trabajar más duro que cualquier otro. Pero sus investigadores pueden haber ido demasiado lejos en su dedicación” (2005). Ha salido a la luz la evidencia que, en su precipitación por crear un clon humano, el laboratorio del Dr. Suk pagó a las asistentes y trabajadoras del laboratorio por sus óvulos. El presidente del consejo del hospital, Roh Sung-II, ha admitido que él pagó $1,500 a estas mujeres porque no había suficientes donantes voluntarias. Después de admitir que había pagado aproximadamente a 20 mujeres por sus óvulos, Roh confesó: “Yo tuve que mantenerlo en secreto”. El avance en clonación de Hwang hubiera sido imposible sin un constante suministro de óvulos.

Muchas de las drogas usadas para sobre-estimular la producción de óvulos pueden causar casos de derrame cerebral, ataque cardíaco, coágulos de sangre e incluso la muerte. Sin embargo, ya que los científicos no pueden experimentar sin óvulos, el propio personal del Dr. Hwang fue reclutado. Estas prácticas no-éticas y graves son solamente una muestra escasa de la verdad fundamental del abuso en este campo. Durante una conferencia noticiera, el Dr. Hwang se retiró del cargo de director del Centro Mundial de la Célula del Tallo recientemente creado, y admitió: “Estando tan enfocado en el desarrollo científico, yo puedo no haber visto todos los puntos éticos relacionados a mi investigación” (Walsh, 2005). ¡Un entendimiento blando! En el apuro por ser el primero en clonar un ser humano, el Dr. Hwang explotó a mujeres y destruyó numerosos embriones—¿a causa de qué? ¿Fama y fortuna? El campo de la clonación humana y la investigación de la célula del tallo continúan atrayendo la atención de los medios de comunicación a causa de la polémica ética de realizar la investigación en embriones humanos. Este descubrimiento debería persuadir a los legisladores ha tomar acción diligente para promulgar leyes que prevengan el abuso de mujeres y embriones humanos en estudios futuros. De hecho, los cristianos deberían llamar a sus representantes y dejarles saber que ellos favorecen la prohibición Weldon-Stupak sobre la clonación de humanos (H.R.1357) que está ahora ante el Congreso. La versión del Senado es el proyecto de ley Brownback-Landrieu (S.658). Muchos países ya han prohibido la clonación humana; Estados Unidos todavía necesita hacerlo.

Irónicamente, el Dr. Hwang continúa siendo un héroe en Corea. Como Walsh reportó: “A pesar del escándalo, Hwang, quien dice que continuará con su investigación, sigue siendo un héroe en su hogar—la semana pasada más de 600 mujeres coreanas se inscribieron para donar sus óvulos” (2005). Este campo de investigación atrajo la atención a Corea tanto que muchos ahora están listos a pasar por alto el abuso a favor de mantener sus estatus como líderes en el campo. ¿Cuántas otras atrocidades éticas serán pasadas por alto mientras que los científicos siguen adelante en la carrera por crear un clon humano?

REFERENCIAS

Walsh, Bryan (2005), “A Cloning Cover-Up,” Time, [En-línea], URL: http://www.time.com/time/asia/magazine/article/0,13673,501051205-1134813,00.html.



Derechos de autor © 2006 Apologetics Press, Inc. Todos los derechos están reservados.

Estamos complacidos de conceder permiso para que los artículos en la sección de "Ciencia y la Biblia" sean reproducidos en su totalidad, siempre y cuando las siguientes estipulaciones sean observadas: (1) Apologetics Press debe ser designada como la editorial original; (2) la página Web URL específica de Apologetics Press debe ser anotada; (3) el nombre del autor debe permanecer adjunto a los materiales; (4) cualquier referencia, notas al pie de página, o notas finales que acompañan al artículo deben ser incluidas a cualquier reproducción escrita del artículo; (5) las alteraciones de cualquier clase están estrictamente prohibidas (e.g., las fotografías, tablas, gráficos, citas, etc. deben ser reproducidos exactamente como aparecen en el original); (6) la adaptación del material escrito (e.g., publicar un artículo en varias partes) está permitida, siempre y cuando lo completo del material sea hecho disponible, sin editar, en una extensión de tiempo razonable; (7) los artículos, en totalidad o en parte, no deben ser ofrecidos en venta o incluidos en artículos para venta; y (8) los artículos no deben ser reproducidos en forma electrónica para exponerlos en páginas Web (aunque los enlaces a los artículos en la página Web de Apologetics Press están permitidos).

Para catálogos, muestras, o información adicional, contacte:

Apologetics Press
230 Landmark Drive
Montgomery, Alabama 36117
U.S.A.
Phone (334) 272-8558
http://www.apologeticspress.org




Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Page Generation: 0.083 Seconds