English Version

Contenido

Ciencia y la Biblia

Creación vs. Evolución

Dardos Bíblicos

Temas Doctrinales

Temas Prácticos


Recursos

Cursos Autodidácticos


Información acerca de:

Condiciones de Uso

Contactos

Derechos de Autor

Nosotros

Política de Privacidad


Apologetics Press :: Dardos Bíblicos

El Agua Une Más que la Sangre
por Dave Miller, Ph.D.
[English]
Versión Imprimible | Enviar este artículo

Los lazos familiares pueden ser preciosos y únicos. De hecho, Dios fue responsable de crear el vínculo familiar (Génesis 2:24). Idealmente, Él quiso que la gente experimentara los lazos cálidos y tiernos entre parientes y las bendiciones que están asociadas a tales lazos.

No obstante, se pierde la perspectiva cuando se permite que los lazos físicos interfieran con la obediencia a Dios. Se ignora el propósito de Dios cuando se adquiere un “seguro” más costoso para la familia física que para la familia espiritual, cuando un cristiano deja de disfrutar un grado de asociación mayor con la familia de Dios, la iglesia. Lucas 14:20,24 enseña que los cristianos no deberían vacilar ni por un momento en renunciar las relaciones físicas si esto fuera necesario para dar el primer lugar a Dios.

Al comentar sobre el estatus de Sus propios familiares físicos, Jesús declaró: “Porque todo aquel que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ése es mi hermano, y hermana, y madre” (Mateo 12:50). Él reconoció que la severidad de Sus enseñanzas disturbaría las relaciones familiares, así que declaró que “los enemigos del hombre serán los de su casa” (Mateo 10:36). Incluso fue tan lejos como para relegar los lazos familiares físicos al nivel comparativo del odio cuando contrastó la prioridad de las relaciones espirituales: “Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo” (Lucas 14:26). [Para un estudio del significado de “aborrecer” en este versículo, vea Butt, 2007].

Esto explica la razón por la cual, durante el periodo mosaico de la historia bíblica, no se le permitió a Aarón hacer duelo por sus dos hijos (Levítico 10:6). Esto explica la razón por la cual se castigó a las mujeres, e incluso a algunos hijos, juntamente con Coré, Datán y Abiram, cuando aparentemente no estuvieron dispuestos a desligarse de los lazos familiares de aquellos que pecaron (Números 16:27,32-33). Esto explica la razón por la cual la gente no debía mostrar piedad de los familiares que promovían la enseñanza falsa, sino debían guiar al pueblo en el proceso de ejecución (Deuteronomio 13:6-11).

Sí, los lazos familiares físicos pueden ser extremadamente maravillosos, pueden proveer seguridad y aceptación continua, y pueden cumplir la función importante que Dios ha proyectado. Pero estos mismos lazos familiares pueden desviar al cristiano del camino recto y angosto, disuadiéndole de permanecer firme y fuerte en la fundación de la verdad y la justicia. Es esencial que se considere a la iglesia en primer lugar—incluso sobre la familia física (Mateo 6:33). Primeramente se debe rendir lealtad y fidelidad a aquellos que la sangre de Cristo ha perdonado por medio de las aguas del bautismo (Efesios 5:6; Tito 3:5; Hebreos 10:22). Para Dios, el agua une más que la sangre.

REFERENCIAS

Butt, Kyle (2007), “¿Odiar a los Padres—O Amarlos?”, [En-línea], URL: http://www.apologeticspress.org/espanol/articulos/3217.



Derechos de autor © 2010 Apologetics Press, Inc. Todos los derechos están reservados.

Estamos complacidos de conceder permiso para que los artículos en la sección de "Dardos Bíblicos" sean reproducidos en su totalidad, siempre y cuando las siguientes estipulaciones sean observadas: (1) Apologetics Press debe ser designada como la editorial original; (2) la página Web URL específica de Apologetics Press debe ser anotada; (3) el nombre del autor debe permanecer adjunto a los materiales; (4) cualquier referencia, notas al pie de página, o notas finales que acompañan al artículo deben ser incluidas a cualquier reproducción escrita del artículo; (5) las alteraciones de cualquier clase están estrictamente prohibidas (e.g., las fotografías, tablas, gráficos, citas, etc. deben ser reproducidos exactamente como aparecen en el original); (6) la adaptación del material escrito (e.g., publicar un artículo en varias partes) está permitida, siempre y cuando lo completo del material sea hecho disponible, sin editar, en una extensión de tiempo razonable; (7) los artículos, en totalidad o en parte, no deben ser ofrecidos en venta o incluidos en artículos para venta; y (8) los artículos no deben ser reproducidos en forma electrónica para exponerlos en páginas Web (aunque los enlaces a los artículos en la página Web de Apologetics Press están permitidos).

Para catálogos, muestras, o información adicional, contacte:

Apologetics Press
230 Landmark Drive
Montgomery, Alabama 36117
U.S.A.
Phone (334) 272-8558
http://www.apologeticspress.org




Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Page Generation: 0.056 Seconds